Técnica de cultivo de SCROG

Técnica de cultivo de SCROG

 

Hoy vamos a iniciarnos en el uso de la técnica de cultivo conocida como SCROG, una abreviatura de Screen of Green (red verde). Su nombre proviene de la utilización de una malla para el cultivo. Es el sistema que nos permite obtener la máxima producción de nuestro cultivo con el menor número de plantas de cannabis.

Esta técnica de cultivo suele utilizarse para interiores, y su objetivo es lograr un desarrollo de la planta en horizontal, en vez de que este procedimiento se produzca en vertical, como habitualmente lo hace.

Para empezar, debemos tener un entorno favorable para tal fin. Lo más aconsejable es una pequeña habitación o un armario. En realidad la utilización de un armario. El segundo paso que tenemos que dar es decidir el número de plantas que queremos sembrar. Si nos centramos en los metros cuadrados que tenga el espacio que vamos a utilizar, por cada metro cuadrado que nos propongamos utilizar, podremos cosechar hasta cinco plantas.

Lo siguiente que tendremos que hacer es construir la red que vamos a utilizar en la técnica SCROG. Una forma rápida, barata y sencilla es utilizar una red ya fabricada, como puede ser la que se utilizan en la mayoría de las obras (esas con color anaranjado). No obstante, podemos elaborar la estructura de red manualmente. Si nos decantamos por esta opción, el material a utilizar más apto es el bambú. La red debe tener agujeros de entre cinco y diez centímetros.

Una vez que nos hemos hecho con la red, ya sea que la hayamos comprado o hecho nosotros mismos, tenemos que proceder a su colocación. Lo adecuado es que la red se encuentre a unos treinta o cuarenta centímetros de distancia de las macetas donde tenemos las plantas, por lo que podemos esperar a que las plantas hayan alcanzado esta altura para colocar la red o incluso antes de que la alcancen. Una vez que las plantas lleguen a dicha altura, debemos ir guiando y atando nuestras ramas a la red.

Además de colocar la red, habitualmente se requiere la realización de podas, para favorecer el desarrollo de nuestras plantas. Podemos realizar poda apical. Como queremos que nuestros ejemplares se expandan a lo ancho, realizaremos una poda apical de manera que la planta no concentre sus energías en la rama principal, y potencie el crecimiento de las ramas secundarias. También debemos realizar la poda de algunas ramas bajas, las de menor desarrollo, con el objetivo de producir un desarrollo selectivo.

En cuanto a las variedades que mejor se adecúan a este cultivo, son las plantas sativas, porque tienden a ramificarse más, a diferencia de las plantas índicas. Esto no implica que no pueda realizarse el cultivo SCROG con plantas índicas.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Nombre*
Email*
Título*

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Comentario*