Cómo usar un bong de agua

Cómo usar un bong de agua

 

Esta semana vamos a enseñaros una forma cómoda y sencilla de utilizar un bong. En primer lugar, decir que un bong, o también llamado pipa de agua, es un aparato de filtración utilizado generalmente para fumar cannabis, tabaco o incluso otras sustancias vegetales. Funciona de forma similar a una shisha, pero es más pequeño. Se trata de un recipiente con aire y agua, al que se le incorpora un tubo conductor de humo, y al fumar, dicho tubo guía el aire hacia abajo, sobre el nivel del agua, donde burbujea hacia arriba cuando se aspira. Es uno de los dispositivos más limpios y fáciles de usar para fumar tabaco u otra de las sustancias mencionadas anteriormente.

El bong se compone de un agujero de inhalación, que es la abertura donde se coloca la boca; una cámara de humo, que se trata del espacio donde se acumula el humo; un difusor o tazón; un carburador y un conducto inferior.

Antes de explicar cómo se utiliza este aparato, se recomienda que se limpie para tener una buena higiene antes de comenzar. Si acabamos de comprarlo, podemos omitir este paso, ya que la limpieza a la que me refiero es la referente a la resina o demás restos que crean una sustancia agria, llamada agua de bong. Para evitarla, debemos cambiar el agua cada vez que vamos a fumar con el aparato.

Cuando tengamos nuestro bong limpio, añadimos agua fría por encima del mondo del conducto inferior, pero no por encima del carburador, aproximadamente entre unos 3 a 5 centímetros por encima del fondo del conducto inferior. Mientras más agua toque la superficie del humo, más suave se pondrá. Hay que decir también que algunos usuarios prefieren llenar la pipa de agua con hielo, y otros prefieren usar agua muy caliente para que el vapor ayude a hidratar los pulmones. Ambas opciones son también correctas.

Cuando hemos procedido a llenar la pipa de agua, vamos a llenar el tazón. Antes de comenzar, sugerimos que saquéis el tazón del bong antes para que no se vuelque mientras lo estamos llenando. Seguidamente, lo limpiamos, asegurándonos de que entre la cantidad suficiente de aire en el tazón.

Luego, desmesuramos el material que vamos a fumar. Debemos procurar no desmesurarlo demasiado, como queda por ejemplo cuando lo hacemos con un molinillo, ya que si el material está muy fino, podría atascarse en la cámara y extinguirse antes de que despida el humo. Más tarde, colocamos el material que vamos a fumar en el fondo del tazón. Por último, volvemos a colocar el difusor en el conducto inferior del bong.

En cuanto a la forma de inhalación, también se pueden establecer los siguientes pasos:

En primer lugar, hay que mantener el bong en una superficie plana para evitar que se caiga. Luego, colocamos la boca sobre la abertura de modo que sellemos con nuestros labios la misma. Más tarde, sostenemos la pipa de agua con una mano, cubriendo el carburador. Además, debemos mantener el tazón mientras inhalamos. Seguimos inhalando hasta que la cámara comience a llenarse de humo, y antes de que nuestros pulmones estén en su máxima capacidad, sacamos el encendedor del tazón, el difusor del conducto interior y nuestro dedo del carburador. Mientras tanto, contenemos la respiración unos segundos antes de espirar el aire.

Por último, si vamos a utilizar el bong con un grupo de amigos, podemos establecer además unas reglas para mantener la higiene, como no babear la pipa de agua. Además, después de cada inhalación, hay que limpiar la boquilla de inhalación con un paño, por ejemplo.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Nombre*
Email*
Título*

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

Comentario*